#X1RedMasSegura desde el punto de vista de… Antonio Salas (@AntonioSalas_)

salas2
      En la entrada “Los hombres que susurran a las máquinas – mi reseña particular” he intentado, lejos de hacer una reseña literaria, reflejar mi experiencia en la lectura del último libro de Antonio Salas.
 .
      Pero ¿Qué mejor manera de conocer un libro que de la mano de su propio autor?

      Si buscamos en Internet reseñas literarias de la obra podremos encontrar muchas, y muy buenas, con opiniones personales de lectores y profesionales de expertos. También podemos encontrar infinidad de entrevistas, en distintos formatos, sobre “Los hombres que susurran a las máquinas” y de su Autor, Antonio Salas.
.
       Pero en “El Blog de Angelucho” siempre nos gusta ir más allá, traduciendo hasta el más mínimo detalle, llevando las cosas a “nuestro terreno”, siempre con un lenguaje compresible y cercano para los lectores no técnicos. Y por ello hemos querido entrevistar al autor del libro para hacerle una entrevista especial, una entrevista X1RedMasSegura.
 
1.     ¿Quién es Antonio Salas?
      Un periodista mediocre, free-lance con vocación de independiente, que intenta hacer su trabajo con la mayor objetividad posible.
 
2.     Pregunta complicada por pretender resumir en unas líneas más de 500 páginas de investigación ¿Podrías explicarnos que has querido contar en tu último libro “Los hombres que susurran a las máquinas”?
      Como en todos mis libros anteriores, es la historia de un viaje. El de un usuario de internet normal, como el 99% de las personas que nos leen, hacia las profundidades del mundo hacker. Realmente he aprendido tantas cosas útiles, que creo que es el más práctico de todos mis trabajos. La mayoría de mis lectores no han tenido una relación directa con los cabezas rapadas, la trata de blancas, el terrorismo o el narco… pero todos tienen ordenador o teléfono móvil. Y si tienes móvil u ordenador, esto te afecta.
 
 3.     ¿Podrías definirnos Internet desde tus dos puntos de vista? Antes y después de “Los hombres que susurran a las máquinas”
   Antes era una fuente de información –pero también de desinformación-. Sobretodo durante los seis años que estuve infiltrado en el terrorismo internacional aprendí que muchas de las cosas que leía en periódicos digitales, páginas especializadas, etc, resultaban ser mentiras o medias verdades con intencionalidad política, cuando viajaba a esos países para intentar comprobarlas sobre el terreno (13 países en 4 continentes). Pero ahora he descubierto que es mucho más. Es un mundo inmenso, gigantesco, donde conviven nuestros alteregos digitales. Es el futuro –en realidad el presente- de la humanidad. Es el lugar por el que transitan ya nuestras vidas digitales; nuestras cuentas bancarias; nuestra relaciones afectivas; nuestros secretos; nuestras nuevas vidas digitales. Y o aprendemos a defenderlas o seremos correremos el riesgo de que otras personas se apropien de ellas. Es mucho más urgente de lo que imaginaba…
 
4.     Internet ¿ángel o demonio?
      Tanto la Biblia como El Corán dicen que ambas cosas son la misma. Los demonios no son más que ángeles rebeldes. Internet también. Es un mundo lleno de ciudades, pueblos y barrios, por los que transitan buenas y malas personas. Y de la misma forma en que enseñamos a nuestros hijos a no hablar con desconocidos, y a no meterse de noche en barrios peligrosos, debemos enseñarles a no aceptar alegremente a personas que no conocen en sus perfiles sociales; a no visitar páginas que pueden resultar nocivas… Etc. Pero además ahora también debemos enseñar todo eso a nuestros padres y abuelos, los inmigrantes digitales, mucho más vulnerables a esos riesgos que quienes ya hemos crecido con un teclado en las manos. Internet, como una escopeta, no es buena ni mala… Te puede servir para cazar y alimentar a tu familia, o para cometer un homicidio… Lo bueno o malo es el uso que tú hagas de ella.
.
 5.     ¿Te sientes seguro en Internet?

      Creo que mis circunstancias son un poco especiales. Yo no me siento seguro en ningún sitio. Pero eso va implícito al formato periodístico que comencé a realizar con “Diario de un skin”. Sin embargo, después de todo lo que aprendí durante la investigación de “Los hombres que susurran a las máquinas”, ahora soy consciente de todas las irresponsabilidades que cometía antes, y sé que ahora, digitalmente, estoy mucho más seguro que antes de comenzar la investigación. Y siento miedo por todos los amigos, familia o compañeros que todavía comenten los mismos errores que yo cometía: no usar antivirus, contraseñas repetidas y poco robustas, navegación irresponsable, perfiles sociales abiertos,  etc..

 6.     Seguridad en Internet ¿crees que es posible sin tener conocimientos técnicos?
      Por supuesto. Yo soy la prueba. Cuando empecé la investigación lo primero que hice fue viajar a Mostoles para comprar un montón de libros sobre seguridad informática en Informática 64, pero no conseguía pasar del primer capítulo… no entendía nada. De hecho, cuando empecé a acudir a eventos de seguridad informática, y a introducirme en grupos, conversaciones, reuniones de hackers, etc, me sentía como cuando empecé a estudiar árabe y a visitar mis primeras mezquitas… no entendía ni una palabra. Los hackers parecían hablar en una lengua muy diferente al castellano… Pero poco  a poco, y en gran medida gracias a tí y a X1Red+Segura fui descubriendo que lo que hace falta para navegar con más seguridad es sentido común. Y a lo largo de estos años he conocido montones de trucos, prácticas, y actitudes en la red que te permiten aumentar exponencialmente tu seguridad, y por tanto tu disfrute de la red, sin necesidad de ningún conocimiento técnico.
 
7.     Pregunta obligada, aunque me gustaría repetir el formato del antes y el después del libro ¿Qué era un hacker para ti? ¿Qué es un hacker para ti?
      Como para casi todos mis colegas, que nos creíamos la definición de la RAE, un hacker era un “pirata informático”. Un delincuente. Pero como en todos mis trabajos anteriores, una cosa es la percepción que tienes de un tema desde fuera, y otra muy distinta cuando te sumerges en él y convives con sus protagonistas. Hoy sé que los hackers son científicos, sabios, exploradores… Son la punta de lanza de nuestra sociedad. Como lo fue Marco Polo o Ibn Batuta. Son la avanzadilla de nuestra nueva vida digital. Aventureros intrépidos que se sumergen en los secretos del código para desentrañar sus secretos. Son investigadores que descubren las vulnerabilidades de nuestros sistemas, y nos alertan de ellas. Son nuestra primera línea de defensa contra los abusos de los grandes proveedores y multinacionales de internet. Y todavía tienen mucho trabajo que hacer.
 
8.     ¿Qué piensas de los hackers, ángeles o demonios?
      Como te decía, los demonios son ángeles rebeldes. Y como Lucifer (Iblis en El Corán), mientras muchos hackers (Whitehat) trabajan para las grandes empresas de seguridad informática, o para los grandes proveedores de Internet, otros, los hacktivistas (Greyhat) se rebelan contra el sistemas intentando conseguir cambios sociales a través de la tecnología: Wikileaks, Anonymous, Asange, Snowden… Los otros, los ciberdelincuentes, no son ni lo uno ni lo otro. Son los matones del barrio. Los acosadores del colegio. Que abusan de sus fuerza, la que les otorgan sus conocimientos, para aprovecharse de quienes son más débiles. Y me da igual que sean estafadores, acosadores sexuales, ladrones de datos o bandas de cibercrimen organizado. En el fondo solo son eso, abusadores… Y también me encontrado con algunos de ellos.
 
9.     En esta nueva “infiltración” en el mundo de “los hombres que susurran a las máquinas”, ¿te has sentido en peligro en algún momento?

      Sí, claro. Cuando eres consciente de lo profundamente ignorante que eres, con algo que estas utilizando a diario, sientes tanto miedo, como sorpresa porque no te haya ocurrido una desgracia antes, a causa de tu irresponsabilidad… Es como si de pronto despiertas al volante de tu coche y te das cuenta de que estas conduciendo, por encima del límite de velocidad, en plena noche de tormenta, sin luces, y con los neumáticos totalmente gastados… Así es como nos movemos por la red. Pero es que además en el libro se cruzan dos tramas, mi propia viaje a la comunidad hacker, y la historia del cibernazi MarkoSS88 que, según me confesaría más tarde, el 5 de marzo de 2014 había intentado asesinarme… Su historia evoluciona en el libro, hasta convertirse en el mejor ejemplo práctico de lo que le puede ocurrir a esas personas ignorantes que temeraramente dicen: ¿que voy a tener yo en Facebook o Istagram que le pueda interesar a un ciberdelincuente?. MarkoSS88, un ladrón de vidas, es el mejor ejemplo practico de que te lo pueden robar todo.

.
10. ¿Cómo ves el panorama de la ciberseguridad en España?

      Después de conocer a hackers de otros países, y viajar fuera de España, creo realmente que podemos estar muy orgullosos de nuestro producto nacional. Es un hecho que los hackers españoles están muy bien considerados internacionalmente. Lo malo, es que fuera se les valora más que aquí, y algunos buenos amigos que me ayudaron mucho en esta investigación, auténticos genios del hacking, ya no están en España porque los ha fichado Apple, Facebook, Microsoft, Yahoo, etc. Y algún día, cuando nos demos cuenta de todo el talento que estamos perdiendo, nos tiraremos de los pelos por haber permitido que esos genios se marchen de España, llevándose no solo todo lo que saben ahora, si no todo lo que van a descubrir en el futuro..

11. ¿Por qué recomendarías leer tu libro a alguien que no entiende de informática?
      Porque a diferencia de otros libros sobre seguridad informática que yo leí… o al menos lo intenté, este está escrito por alguien totalmente zote en informática. Alguien que tenía los mismos conocimientos informáticos que el más ignorante de tus lectores. Y eso es lo bueno. Porque yo comencé de cero. Y el lector va aprendiendo conmigo, capítulo a capítulo, lo mismo que yo aprendí. Sin tecnicismos, fragmentos de código ni algoritmos matemáticos. Porque yo tampoco habría podido entenderlos. Por eso creo que es un libro para todos los públicos. Tanto para el adolescente de 14 años que acaban de llegar a Facebook como para mi madre o mi abuela que acaba de descubrir WhatsApp. Aunque en todos mis trabajos anteriores fue igual. Yo no sabía nada sobre los skinhead, la “trata de blancas” o el terrorismo internacional antes de empezar cada trabajo. Creo que por eso mis libros son tan accesibles, porque no están hechos por especialistas, sino por una persona normal, bastante ignorante, que empieza de cero cada viaje.
 
12. Con tus libros anteriores está claro que has tenido un antes y un después. ¿te pasa lo mismo con tu última publicación?
      Absolutamente. Dios… ojalá hubiese sabido antes lo que se ahora. Me habría ahorrado mucho tiempo y dinero…
Ahora mira atrás y me pregunto como he podido hacer mi trabajo sin conocer el cifrado PGP, la red TOR, etc. Y es que probablemente mi gremio, los periodistas de investigación, son uno de los que con más urgencia necesita ponerse las pilas en este campo. De hecho recomiendo a todos mis colegas el prólogo que Edward Snowden escribió para el libro “El pequeño libro rojo del activista en red” de Marta Peirano. Es todo un mensaje para nosotros.
 
13. En mi “reseña particular” sobre tu libro termino diciendo que “todo estudio de investigación puede ser más o menos acertado, y en lo relativo al hacking, o a alguno de los personajes que se presentan en la obra,  pudiera haber algún concepto o explicación que pudiera diferir un poco de la realidad”. ¿crees que pudiera haber algo del libro en este sentido?

      De ser así habrá sido absolutamente involuntario. Es cierto que, por mi particular forma de trabajar, nunca, hasta este libro, he tenido prisa por terminar un trabajo. En “Operación Princesa”, mi libro anterior, mi editora se crispaba porque pasaban dos, tres años, y yo no terminaba de entregar el original. Y en el anterior “El Palestino”, fueron seis años de trabajo… Pero con “Los hombres que susurran a las máquinas” me pasó algo diferente. El suicidio de Arancha, la niña de 15 años que se quito la vida por el acoso de sus compañeros de colegio, me pillo en plena investigación. Y su caso, como el de otras víctimas de ciberbullyng, grooming, sexting, etc, me hicieron concienciarme de la urgencia del tema, y esforzarme mucho en terminar lo antes posible el libro, y es probable que haya más de una errata a causa de esa premura, pero de ser así, totalmente involuntaria.

 14. En tus trabajos anteriores has tenido problemas precisamente por destapar actividades delictivas creándote enemigos. En el mundo del hacking ¿te ha pasado lo mismo?
     Por supuesto. Cuando descubrí la verdadera identidad de MárkoSS88, el supuesto skinhead que me confesó su intento de asesinarme el 5 de marzo, entregué a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad  toda la información que había reunido sobre él, como sobre otros ciberdelincuentes, y lógicamente eso traerá consecuencias…
 
15. ¿Qué destacarías de las jornadas X1RedMassegura?
      Todo. El ambiente; conseguís que todos los años los asistentes nos sintamos en familia. Las conferencias; tan interesantes y profundas como en cualquier otro evento de seguridad, pero mucho más accesibles. Los talleres; para niños, padres o abuelos, todos impagables. Y por supuesto la gente extraordinaria que puedes conocer, como Blanca, Longinos, Josep, Fernando, Olga, Juan Antonio… Sin olvidar las rimas de David Insonusvita… Yo lo destacaría todo.
 
16. ¿X1RedMasSegura es posible?
      No solo es posible, sino necesaria. La pregunta es porque el Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid o el Gobierno de España no dedica más recursos y esfuerzos a impulsar X1Red+Segura a nivel nacional.
 
17. ¿podrías explicar tu frase de que“Si algo es gratis, el producto eres tú”?

      Una de las pegas que tienen las cosas fáciles es que nos acomodan. Nos aletargan. Nos entumecen. Y mientras antes teníamos que salir de casa, coger el coche, y desplazarnos hasta una hemeroteca o biblioteca para poder consultar tan o cual dato, ahora nos basta con teclearlo en Google. Buscamos la rapidez, tanto a la hora de obtener información como ocio. Y no nos detenemos a pensar que quizás deberíamos plantearnos quien nos ofrece tanto gratis, y porque… Hemos llegado a pensar que todas esas páginas de descargas piratas de películas, libros o música, están desarrolladas por alguna ONG que tiene a sus voluntarios encerrados en unos sótanos en Ukrania, Rusia o China, subiendo libros y pelís a internet altruistamente, solo para que nosotros nos lo descarguemos gratis… Y eso es una estupidez. La industria del malware ha aprendido a explotar nuestras miserias y muchos de esos contenidos “gratis” incluyen un “bicho” que infectará nuestros ordenadores o teléfonos, permitiéndoles robar nuestras vidas digitales. Kim Dotcom, el fundador de Megaupload, no se hizo millonario trabajando en una mina… Y sin entrar en el daño que nos hace a los autores, como yo, que no tengo otra fuente de financiación para mi investigación que la venta de mis libros, lo cierto es que tras esos “contenidos gratis” que nos descargamos inconscientemente cada día, se mueve toda una industria que nos utiliza a los usuarios como moneda. Nosotros somos el pago..

18. ¿Y en el mundo virtual de los menores? ¿Es posible evitar esos peligros?
      Tan posible como evitar que nuestros menores caigan en la adicción al alcohol o las drogas, sean víctimas de acoso  en clase, o atacados por un pederasta al salir de colegio, pero como en todos esos supuestos, requiere trabajo y atención. Si tu no te preocupas por con quien se relaciona tu hijo, por su evolución escolar, o por lo que hace cuando no está en casa, no te rasgues las vestiduras cuando lleguen los problemas. Y ahora, cuando le regalamos una tablet o un móvil de última generación a una niña de 12 años, para que no nos de la lata, tenemos el mismo deber de explicarle los riesgos que acechan en la red, como los que acechan en las calles. Porque de lo contrario sufriremos la culpabilidad cuando lleguen los problemas. Ser padre, hermano mayor, tío, tutor, etc, no es algo que se ejerce cuatro, seis u ocho horas al día. No puedes devolver el carnet de padre, como no puedes devolver el de hijo, así que si no quieres arrepentirte después, debes asumir tu responsabilidad ahora.
 
19. ¿Para cuándo la película “los hombres que susurran a las máquinas? Estaremos invitados a la “Alfombra Roja”  😉

      No se si se llegará a hacer película, como en el caso de “Diario de un skin” o “El año que trafiqué con mujeres”, pero hace unos días firmé la cesión de derechos del libro con una productora norteamericana interesada en hacer una serie, así que, aunque lo digas de broma, quizás en un futuro si tengáis la oportunidad de asistir al estreno… Yo, por desgracia no podre hacerlo, por razones de seguridad. Igual que no pude asistir al estreno de “Diario de un skin”, en el Festival de Cine de Málaga, tampoco podré asistir a este, como no puedo asistir ni siquiera a las presentaciones de mis propios libros… Pero espero que tú me cuentes que tal sale… J

20. ¿Hay algo que nunca nadie te haya preguntado sobre este nuevo libro y lo quieras contar? O tal vez ¿hay algo que quieras añadir?

¿Añadir? Está todo por contar… Conocer a “los hombres que susurran a las máquinas” solo es el comienzo. Cuando comprendes como funciona la red, cuando aprendes a explorar otras herramientas, además de Google, para buscar información. Cuando consigues una coraza lo suficiente segura como para explorar sin temor los “barrios oscuros” de la Deep Web. Cuando entiendes que no puedes creerte todo lo que lees en la pantalla, porque Internet es una red de mentiras… Entonces es cuando empieza el verdadero viaje al futuro. Cada día la actualidad nos bombardea con nuevas informaciones. Los hackers están escribiendo ya la historia que será titular mañana. Y la economía, la política, el terrorismo… todo está mutando hacia un código binario, haciéndonos partícipes, voluntaria o involuntariamente, de esa nueva historia, como internautas que somos. Así que está todo por añadir, pero debe hacerlo cada uno de los lectores. Aunque todos lo intenten, nadie debe escribir nuestra historia por nosotros..

 

     DSC_2158Termino la entrada de hoy con mis agradecimientos a Antonio Salas, en general por ayudar a potenciar la iniciativa X1RedMasSegura y las actividades que hacemos dentro de ella, pero a título particular quiero agradecerte el trato que has dado a este humilde Blog y a quien lo escribe en tu libro en que has dejado más que de manifiesto que en Internet…
.

Nosotros somos nuestra mayor vulnerabilidad, pero también nuestro mejor antivirus.

Gracias Toni

Nos vemos en la Red…

X1RedMasSegura

email

2 pensamientos en “#X1RedMasSegura desde el punto de vista de… Antonio Salas (@AntonioSalas_)

  1. Enhorabuena por esta magnífica entrevista, al entrevistador y al entrevistado. Gracias amigos míos Ángel y Antonio, por seguir concienciando en el uso correcto de Internet, a todos los usuarios no técnicos, que sin duda somos muchos. Un GRAN abrazo.

  2. Angel, buenas tardes,
    Te leo desde hace algún tiempo y realizas una labor magnífica.
    Quiero destacar que mantienes un buen equilibrio entre la gestión de la parte humana con la atención a la familia y la formación digital que es imprescindible en la actualidad; ahora nuestros hijos ya han nacido en un un mundo virtual.
    Refiriéndome a esta entrevista sobre la magnífica obra de Antonio Salas, que estoy leyendo, consigues despertar la curiosidad en estos temas tanto al lector profano como al experto.
    Recibe un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *