Protejamos nuestra “Cibervida”

      privacidad

      Hablar de privacidad en la era digital es casi una utopía, las nuevas tecnologías de la información hacen que la privacidad en Internet sea algo casi inexistente.

      A nadie sorprende, hoy en día, cuando escuchamos a algún famoso de la farándula televisiva decir que un comentario inapropiado, desde su propio perfil en redes sociales, fue consecuencia del uso del mismo por una persona ajena y sin su consentimiento.

     En la mayoría de las ocasiones en una burda excusa para evitar entonar el “Mea Culpa” por el desafortunado comentario. Pero ¿qué de cierto hay en eso del robo perfiles?, ¿es posible que nos roben nuestra identidad digital?, ¿y nuestra información personal? ¿Terceras personas pueden adoptar nuestra propia “cibervida”?.

      robo-de-identidadLa respuesta a esas preguntas es clara, por supuesto que es posible el robo de identidad e información personal en Internet, además podría decirse que es una de las actividades de mayor incidencia en la red.

      El robo de nuestra identidad es la finalidad de cualquier campaña de “Phishing” de la que podamos ser objetivo. O simplemente el motivo del acceso a nuestros servicios online, por terceras personas, al utilizar una contraseña débil, ya sea en redes sociales, o de acceso a otros servicios de los que utilicemos en Internet. El nombre de nuestra mascota, o la tan utilizada “12345” no son precisamente las más apropiadas, precisamente por su facilidad a la hora de adivinarlas o deducirlas, tampoco lo son nuestros propios nombres de pila como ya vimos en la entrada “Las contraseñas- nuestras llaves en la red”.

      NubeLa información que guardamos en nuestro ordenador, en nuestros dispositivos móviles o externos, en nuestros servicios de la nube, pueden ser también vulnerables y accesibles a cualquiera que encuentre “nuestras llaves”.

.

      ¿Os imagináis perder las llaves de vuestra casa con un cartelito con vuestra dirección y horario en el que no hay nadie en el domicilio? Sería un detalle para facilitar el “trabajo” al afortunado ladrón que se las encuentre.

llavesl

      ¿Quién de nosotros no utiliza el portátil, Smartphone o Tablet para consultar nuestros correos electrónicos o acceder a nuestras redes sociales? ¿Quién de nosotros cierra sesión cada vez que termina de utilizar esos servicios? ¿Quién de nosotros no utiliza la protección al dispositivo para que no sea utilizado por terceras personas? ¿Quién?

     En caso de pérdida, o robo, habremos perdido también las llaves de toda nuestra “cibervida

      cifrar-archivos-protegerA veces somos nosotros mismos los que dejamos la puerta abierta, y la abrimos cuando no aseguramos nuestros dispositivos, cuando utilizamos ordenadores “no controlados” para manejar nuestra información personal, o simplemente cuando nos conectamos a redes wifis abiertas, gratuitas o no tan “gratuitas”.

      Las redes sociales son, sin duda, la principal fuente de información para los ciberdelincuentes, son el lugar donde encuentran toda la información sobre nuestra “cibervida” y que nosotros hemos compartido “alegremente”.

       Si nosotros mismos no somos lo suficientemente cautos a la hora de securizar nuestra “cibervida”, no les será muy difícil obtener otros datos confidenciales y/o personales como la fecha de nuestro nacimiento, domicilio, número de seguridad social, así como cualquier otro dato personal que hayamos compartido y que pueda ser utilizado para hacerse pasar por nosotros.

      Pero… ¿Qué puede hacer un ciberdelincuente que haya tenido acceso a nuestra “cibervida”?

     estafa-internet-En la mayoría de los casos, el robo de identidad, tendrá como finalidad el propio beneficio económico del ciberdelincuente. Utilizará nuestras credenciales para acceder a nuestra banca online, o simplemente para hacerse pasar por nosotros, adoptando nuestra identidad digital, para comprar, solicitar un crédito, o cualquier operación en la que sean necesarias nuestras credenciales bancarias digitales.

      ¿Os imagináis aparecer en la lista de morosos de un banco y no poder solicitar un crédito por el impago de otros que ya hemos solicitado?, o ¿el tener que afrontar pagos de algo que no hemos comprado?

      El robo de la identidad digital o virtual es un riesgo muy real, al igual que ocurre en nuestra vida real, pero en esta última adoptamos medidas para evitar ser víctimas de cualquier acción delictiva contra nosotros, ¿Por qué no lo hacemos en Internet?

seguridad

     Si adaptamos la seguridad que adoptamos en la vida real, a nuestra “cibervida”, podremos hacer uso de los beneficios que nos aporta Internet en cuanto a servicios se refiere, podremos disfrutar de la comodidad de comprar online, utilizar los servicios de nuestro banco en la red, o simplemente socializarnos a través de nuestros perfiles en las distintas redes sociales puesto que lo estamos haciendo de forma casi segura.

      Por ello, y para evitar disgustos, no estaría demás seguir unos pequeños consejos en cuanto a la securización de nuestra información en Internet:

1. Utilizaremos contraseñas robustas, que serán fáciles de recordar para nosotros pero difíciles de adivinar por terceras personas. Utilizaremos contraseñas distintas y únicas para cada servicio.

-crear-una-contraseña-‘fuerte’-2. Cada vez que terminemos de utilizar nuestros perfiles en redes sociales o accesos a otros servicios (bancos, etc.), desconectaremos nuestra cuenta, AUNQUE SEA UN ENGORRO EL LOGUEARNOS CADA VEZ QUE ACCEDAMSO A ELLOS.

3. En los servicios que nos lo permitan utilizaremos la verificación en dos pasos, o cualquier otro servicio, como Latch de Elevenpaths, para evitar que, si nuestra contraseña se vio comprometida, puedan acceder al servicio sin nuestro consentimiento.

4.Tendremos al menos dos cuentas de correo electrónico, la principal solo la utilizaremos para “entornos de confianza” y no abriremos correos que vengan de contactos desconocidos, las demás cuentas las utilizaremos para darnos de alta en los distintos servicios de la red, por lo que serán objeto de correos SPAM y publicitarios, por lo que no deberemos clickar en los links que nos propongan, aunque parezcan servicios de confianza.

5. No aportaremos nuestros datos personales en redes sociales o a personas que no sean de nuestra confianza.

6. Siempre que nos conectemos a nuestros perfiles en redes sociales o queramos realizar alguna transacción bancaria, o compra, lo haremos desde redes seguras, no utilizando wifis gratuitas o “prestadas”, como tampoco lo haremos desde equipos con conexión a internet que no sean de nuestra confianza.

lupa_google27. Si queremos saber que sabe Internet de nosotros podemos “Googlear” nuestro nombre para ver que nos cuenta Google de nosotros mismos. Así también podremos saber lo que otros dicen sobre nosotros.

8. Podemos crear una alerta en Google con nuestro nombre, así sabremos si alguien publica algo donde aparezcamos, lo podemos hacer de forma muy sencilla desde Google Alertas, escribiremos nuestro nombre entre comillas o cualquier dato que queramos tener monitorizado.

9. Configuraremos nuestros perfiles en redes sociales como privados para que solo nuestros verdaderos amigos, que a su vez lo son en la vida real, tengan acceso a la información privada que compartamos en ellas.

 limpiar10.   Limpiaremos habitualmente el historial y las cookies de nuestro ordenador, con ellos podremos evitar en la medida de lo posible que puedan rastrear nuestra actividad en la red de forma automatizada.

En cuanto a nuestros dispositivos:

candado

1- Utilizaremos soluciones de seguridad en TODOS nuestros dispositivos, que tendremos actualizadas al igual que los sistemas operativos y todos los programas que utilicemos y necesiten de actualización.

2- Siempre deberemos proteger TODOS nuestros dispositivos con contraseñas y/o patrones de seguridad.

3- Las cámaras web de nuestros dispositivos pueden ser activadas en remoto mediante malware, por ello siempre las tendremos desactivadas o tapadas cuando no las utilicemos.

4-  Cifraremos los datos que tengamos en nuestro ordenador, dispositivos o servicios en la nube, y que puedan ser comprometidos en caso de estar en manos de terceras personas. Existen soluciones, incluso gratuitas, que evitarán que este tipo de información sea accesible para otras personas.

5- Nos conectaremos solo a redes wifi de confianza, evitando, en la medida de lo posible las gratuitas o las que nos ofrecen “almas caritativas”. No sabemos quién controla esa red y pueden acceder a todo nuestro tráfico en Internet.

geolocalizacion6- Deberemos tener cuidado con las aplicaciones que funcionan con geolocalización, sobre todo en los dispositivos móviles, mantendremos desactivada la función cuando no nos sea necesaria, especialmente cuando hagamos una fotografía que queramos compartir sin identificar nuestra localización.

7- Nuestra red wifi la mantendremos protegida,  utilizando como protocolo de seguridad WPA-PSK o WPA2-PSK y siempre con contraseñas que no sean predecibles o fáciles de adivinar. También configuraremos con contraseñas robustas nuestro router, cambiando los valores configurados de fábrica.

8- En nuestros dispositivos móviles, Smartphone o Tablet activaremos los distintos métodos de conectividad, bluetooth, Wifi, etc., solo cuando los vayamos a utilizar.

9-  Utilizaremos el protocolo de navegación segura “https” siempre que sea posible.

10- Evitar navegar por sitios y páginas que pueden ser peligrosas, por ejemplo las que utilizan como reclamo algún tipo de premio por navegar o nos invitan a entrar en redes sociales o cualquier otro servicio mediante nuestro usuario y contraseña.

               Lo que no debéis olvidar es que en nternet

Nosotros somos nuestra mayor vulnerabilidad, pero también somos nuestro mejor antivirus.

Nos vemos en la red…

X1RedMasSegura

email

2 pensamientos en “Protejamos nuestra “Cibervida”

  1. Viendo el incremento de los ciberataques y de las vulnerabilidades que puedan presentar los elementos involucrados en el campo de la IoT, genera una necesidad a solventar desde ya a tener en cuenta para todos los proyectos, tanto a nivel doméstico como industrial. Mucho ojo en la protección y securización de nuestra cibervida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *