Menores en la Red: Los tres Peligros y sus Responsabilidades

  En esta entrada voy a hacer un pequeño resumen de una charla que día recientemente colaborando con la Fundación Alia2 sobre los peligros de los menores en la red, en ella tratamos los tres peligros principales a los que se enfrentan nuestros menores en la red, denominados por algunos como “Los tres ING” por la terminación del termino que los identifica.

   Cuando hablamos de los peligros en la red, en la que son víctimas los más pequeños, rápido nos viene a la cabeza la figura del “ciberdepredador” comentada, analizada y radiografiada en este blog.

   Es cierto que los peligros que corren los menores ante boylovers, pedófilos o pederastas revisten un grave peligro, muchas veces irreparable para el menor y por ello tenemos que estar siempre “ojo avizor” ante esta calaña, conociendo sus movimientos en la red para evitar que consigan sus objetivos.

Ciberacoso Sexual hacia Menores (GROOMING)

 

 

   Esta acción podría catalogarse como el primer ING, el GROOMING. Esta actividad encaminada a acosar sexualmente al menor es siempre cometida por un adulto hacia un menor que, ayudándose de las nuevas tecnologías, una vez ganada la confianza y creada una conexión emocional  con el niño, encamina toda su actividad a iniciar con el niño una relación sexual, primero virtual y posteriormente física, no dudando en coaccionar y amenazar al menor con el único fin de conseguir su objetivo.

   La peligrosa pedofilia no es el riesgo más frecuente para los niños en Internet.

   Tal vez exista una falsa creencia que nos ciegue para no ver otros peligros a los que se enfrentan los menores. Peligros con mucha mayor incidencia negativa durante el paso por internet de niños y adolescentes, El SextING y el CiberbullyING (los dos ING, s restantes).

   Mayor incidencia negativa no solo porque es mayor el número de casos, sino porque en muchos de ellos tanto el autor como la víctima suelen ser menores o adolescentes.

¿Qué es el «sexting»?

   Segundo ING, el «sexting» (contracción de sex y texting) comenzó haciendo referencia al envío de mensajes de naturaleza sexual y con la evolución de los teléfonos móviles, ha derivado en el envío de fotografías o vídeos de contenido sexual.

   Consiste en enviarse fotografías o vídeos erótico/sexuales  de uno mismo o reenviar los recibidos, a través de las nuevas tecnologías pero normalmente usando los teléfonos móviles.

   A priori, esta actividad normal en el mundo de los adolescentes, no reviste ningún peligro. Suelen ser imágenes tomadas, por norma general,  en el seno de una relación afectiva. Pero cuando esa relación se rompe…

   Lamentablemente estas imágenes terminan en internet, de forma descontrolada, debido al despecho que se tiene con la antigua pareja, y es aquí cuando empieza el problema. Esas imágenes que circulan libremente por la red pueden caer en manos de cualquiera, y esto es un verdadero peligro ante el cual la mayoría de los menores son inconscientes, el enviar fotografías explícitas pueden ser armas utilizadas por ciberdepredadores, con el peligro añadido que una fotografía puede aportar más datos que los que solo se ven.

   Una fotografía puede contener, en la información oculta (metadatos), los datos exactos de donde se tomó la misma, un Smartphone es capaz de guardar esa información en las fotografías que se hacen con este tipo de terminales.

   La publicación de los contenidos, por terceras personas y de forma descontrolada, puede ocasionarle a los menores graves problemas emocionales y psicológicos

¿Qué es el «Ciberbullying»?

   Para terminar voy a explicaros el tercer ING. El Ciberbullying

   Según el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO) define que el ciberbullying supone la difusión de información lesiva o difamatoria en formato electrónico a través de medios de comunicación como el correo electrónico la mensajería instantánea las redes sociales, la mensajería de texto a través de teléfonos o dispositivos móviles o la publicación de vídeos y fotografías en plataformas electrónicas de difusión de contenidos.

   El anonimato, la no percepción directa e inmediata del daño causado y la adopción de roles imaginarios en la Red convierten al ciberbullying en un grave problema

     Es una práctica muy extendida en el ámbito escolar, que en ocasiones se sale de los conceptos y se hace extensivo a los adultos que están en este círculo del menor, haciéndose, lamentablemente, demasiado rutinario el acoso a los profesores.

   Como veis, hay algo más que pedofilia en la red que puede mermar la armoniosa actividad de los niños y adolescentes en la red, las tres ING,S las cuales pueden terminar, lamentablemente, con graves consecuencias para los críos, y en muchas de las ocasiones de forma irreparable.

   Hemos visto a los menores como víctimas y tenemos que cuidarlos, informando y educando para evitar que caigan en redes de ciberdepredadores o que sean el objetivo de las “peligrosas gracietas” de sus “exnovietes” o compañeros de actividades escolares. Todo esto lo podemos conseguir con un debido CONTROL PARENTAL. (ver artículo en el blog).

   Pero como ya habréis deducido, el peligro de las tres ING, s, no solo se queda en el menor como víctima, si no que, en muchos de los casos el menor o adolescente es también él responsable de estas acciones “delictivas”.

Menores Responsables Penalmente

   Cuando el menor, responsable o autor de las actividades de sexting o ciberbullying, en estos casos, muchas veces lo es por la creencia del falso anonimato que nos otorga la red, pero en la mayoría de las ocasiones lo hacen ante el convencimiento de que “¡Como soy menor no me pueden hacer nada! “

   Muy lejos de la realidad en ambos casos, en cuanto al anonimato es cierto que se pueden “camuflar” las conexiones a internet, aunque no siempre son efectivas y menos en estos casos.

   Pero lo que sí es cierto es que, en el año 2000 en España se promulgó una Ley Orgánica (5/2000) que regula la responsabilidad penal del menor, entendiendo como menor a las personas mayores de 14 años y menores de 18 y que serán responsables penalmente ante la comisión de delitos o faltas tipificados en el Código Penal o en leyes penales especiales, además responderán solidariamente junto a él, sus padres o tutores por los daños y perjuicios causados.

   Las consecuencias para el menor pueden ser internamiento en régimen cerrado, permanencia en centros especiales durante el fin de semana, libertad vigilada o la prohibición de acudir a determinados lugares

  Queda claro que ciertas acciones dejan de ser juegos o bromas para convertirse en serios problemas para los adolescentes, otro peligro añadido a los que ya de por si se exponen en la red.

   Sinceramente pienso que, como ya he dejado de manifiesto en otras entradas, estos problemas pueden mitigarse si desde el principio llevamos a cabo un buen CONTROL PARENTAL, que no es otra cosas que educar también en el uso de las nuevas tecnologías.

  Con un buen control parental no vamos a poder erradicar la pedofilia en internet, pero posiblemente evitaremos que nuestros hijos caigan en redes las redes de los ciberdepredadores si están concienciados y educados para poder evitarlos y denunciarlos.

   Puede ser que parezca alarmista con este tipo de entradas pero, al contrario, simplemente pretendo ser realista, y como realista que soy estoy convencido de que internet tiene muchísimas más bondades que peligros, pero que los debemos conocer para poder evitarlos y enseñar a nuestros hijos a hacerlo también.

   Hoy más que nunca…

Información + Educación = una red más segura

 

Nos vemos en la red

Fuentes: Fundación Alia2 , INTECO , Pantallas Amigas , Oficina de Seguridad del Internauta, y como siempre #opinionpersonal

 

PEDÓFILOS EN INTERNET: Radiografía de un Ciberdepredador.

En esta entrada voy a emplear el término ciberdepredador para denominar a la persona adulta que padece una parafília (desvío de índole sexual) en la que el objeto sexual elegido para la excitación y relación sexual es un menor, y que como forma de acercamiento y acceso a los niños utilizan internet. Aunque los conceptos genéricos pueden hacerse extensivos a la vida fuera de las nuevas tecnologías.

Los ciberdepredadores actúan de distintas formas con el único interés de conseguir acceder a niñ@s para alimentar sus “instintos sexuales”. Estos instintos pueden verse satisfechos con el solo visionado de imágenes en las que aparecen los menores, pero en los peores de los casos su finalidad es la de abusar de ellos, producir su propio material pedófilo e incluso integrarlos en sus propias redes de prostitución infantil.

El fin de la entrada es el intentar conocer su “modus operandi” en Internet, haciéndoles una “radiografía”, considerando fundamental conocer sus “movimientos” para poder practicar defensas efectivas a favor de la seguridad de los menores en la red. Las distintas formas de actuar de los ciberdepredadores deben de conocerlas tanto los padres, como los educadores, como los propios niños para poder evitarlos.

¿Quiénes son?

Existen distintos perfiles para clasificar a los ciberdepredadores, existiendo una versión diferente que depende incluso de cada país desde donde se emite el análisis.

Según mi particular opinión, un ciberdepredador puede estar englobado a su vez dentro de tres grupos diferenciados, dentro de una escala de menor a mayor de acuerdo al grado de acceso que tenga con el menor.

BOYLOVERS (preferencia niños) y GIRLLOVERS (preferencia niñas):

  • Adultosque abogan por la aceptación social de la atracción romántica hacia menores de edad, como algo natural y tolerable. Mantienen que su amor hacia el menor es como si entre adultos se tratase.
  • Se reúnen normalmente en foros privados, con acceso muy restringido, teniendo que pasar algún tiempo en el foro para poder llegar a tener ciertos privilegios de usuario.
  • A priori no “trafican” con material de imagen o video considerado como pornografía infantil, pero si consumen todo tipo de imágenes en la que los menores aparecen en poses más o menos eróticas.
  • Cuando pasan al siguiente “grado” de la pedofilia lo hacen y lo comunican en privado, no de forma pública

PEDÓFILOS:

  • Adultos que sienten singular predilección sexual y afectiva hacia los niños, no llegando nunca al acto sexual reaccionando por curiosidad para alimentar sus fantasías sexuales con menores.
  • El pedófilo es consumidor habitual de material pornográfico con menores como protagonistas practicando sexo explícito entre sí o con adultos, o en poses eróticas (pornografía infantil) para potenciar su excitación, utilizando para ello redes P2P públicos o privados, listas de correo y cualquier otro medio para el intercambio del material pedófilo.
  • Cambia y descarga (trafica) con contenidos pedófilos, y además de visualizar en ocasiones también graba los contenidos con los que “comercia”.
  • Se escudan dentro de comunidades “boylovers”.
  • Pasa mucho tiempo en chats, foros y webs de temática pedófila pero también se mueve por otros y redes sociales donde encontrar sus victimas

PEDERASTAS:

  • Adultos que, al igual que los pedófilos, sienten predilección sexual por los menores de edad, con la salvedad que además “dan el paso” de mantener relaciones sexuales con los niños.
  • La finalidad del pederasta es encontrar menores en internet para contactar en persona, normalmente es prudente hasta comprobar que realmente ha contactado con un menor, a quien le dice y hace ver precisamente lo que el niño quiere escuchar.
  • Emplean técnicas de ingeniería social e incluso de hacking para tener acceso a los menores, no dudando en acosarlos y amenazarlos (Grooming) para conseguir sus propósitos

Además de estos tres grupos, podríamos incluir otro subgrupo, y encuadrarlo en cualquiera de ellos, o incluso independiente en algunos casos, nos referimos al:

PRODUCTOR DE PORNOGRAFÍA INFANTIL:

  • Puede mantener o no relaciones con los menores.
  • Emplea las mismas técnicas para acceder a los menores que los pedófilos o pederastas.
  • Busca menores para explotarlos sexualmente con el fin de difundir los videos e imágenes con fines económicos o como mero intercambio de “material” por otro poco conocido
  • Abre y gestiona web,s de pago en distintos países paraísos inaccesibles a las legislaciones y comisiones rogatorias internacionales.
  • En ocasiones organiza reuniones Adultos/niños como mero negocio

Siguiendo con mi opinión personal, yo definiría a estos grupos como evolutivos, es decir un boylover puede convertirse en pedófilo, y este en un pederasta, pero también pueden quedarse anclados dentro del primer o segundo grupo sin dar el “salto” por determinados factores.

Tanto para un pedófilo como para un pederasta el niño es un simple objeto sexual no escatimando en realizar actividades de extrema perversidad para conseguir sus fines, no dudando tampoco en ejercer violencia física, emocional, chantaje, etc. para tener acceso a ellos de una u otra manera.

¿Cómo actúan?

La llegada a nuestros hogares de internet, la web 2.0 y el fuerte aumento de la utilización, por parte de adultos y menores, de smartphones y sobre todo de redes sociales como forma de comunicación, ha potenciado, ayudándose del “falso anonimato” de la red, para que personas con tendencias sexuales “PROHIBIDAS E ILICITAS” busquen sus satisfacciones en internet.

Los pederastas han cambiado los parques por los Chats, la mensajería instantánea y las redes sociales donde practican la actividad conocida como grooming o ciber-acoso infantil, viene a definir la nueva táctica con la que pedófilos tratan de contactar a sus potenciales víctimas acosándolos virtualmente para conseguir sus pretensiones empleando todo tipo de estrategias para ganarse la confianza del menor.

Para ver más claramente cómo actúan los ciberdepredadores vamos a utilizar un símil. Este cibercriminal actúa y piensa como lo que es, un cazador. Si alguno de vosotros es cazador sabréis que para disfrutar de una buena jornada de caza debéis conocer a la perfección los distintos hábitats en los que se mueven vuestras piezas, camuflaros e incluso utilizar reclamos para atraerlos, ¿verdad? Pues un ciberdepredador hace lo mismo en internet para acceder a los menores.

No solo van a frecuentar juegos online para menores, salas de chats de niños, foros de series de moda, páginas web del cantante favorito de los críos o redes sociales sin ningún tipo de control parental, donde saben que se dan reunión sus víctimas, sino que además se hacen pasar por uno de ellos, utilizan dotes especiales de convencimiento, de ingeniería social, para acceder a toda la información que necesitan de los niños. Información que les es facilitada de una forma pasmosa, teniendo en cuenta de que no la tengan ya expuesta de forma pública en sus perfiles.

Una vez que han elegido a su víctima, y ha logrado “engatusarla” con todo tipo de artimañas, comienza un contacto de forma más privada, por medio de mensajería instantánea, mensajes privados, o mensajería móvil (WhastApp), comienza el acercamiento “sexual” solicitando fotografías sugerentes, al principio es como un juego, como algo normal entre “chic@s de nuestra edad”, pero el contenido sexual de las conversaciones va in crescendo, en el momento que tienen su “presa cogida” y el “ciberacosador” dispone de todo el control de la situación comienza el infierno para el menor, que en el peor de los casos no dirá nada a sus padres, tutores o amigos por miedo a represalias, llegando a acceder a todo lo que se le pida con tal de que sus padres no se enteren de la existencia de su “ciberamigo”.

Además de las maniobras de convencimiento descritas, pueden utilizar otro tipo de acciones para conseguir el control total sobre el menor, utilizan técnicas hackers, y que me perdonen los hackers puesto que con su trabajo, normalmente en la sombra, ayudan a sacar de sus madrigueras en la red a estas alimañas, desmantelando verdaderas organizaciones pedófilas . Troyanizan el ordenador del menor (introducen un virus), teniendo acceso a la cámara web, audio, y por supuesto a los archivos del propio ordenador, obteniendo todo tipo de información que es utilizada contra el menor para acosarlo y convencerle para que acceda a sus pretensiones sexuales.

Lamentablemente este acoso no termina en el plano virtual, ya de por sí muy duro para el niño, en muchas ocasiones, en demasiadas ocasiones diría yo, este acoso finaliza con el contacto real con el menor.

¿Cómo evitar que nuestros hijos caigan en sus trampas?

Es cierto que nosotros, como internautas, no podemos hacer nada para que los ciberdepredadores proliferen en internet. Tampoco podemos hacer nada para luchar contra esta “lacra” social, salvo denunciar a las autoridades cuando encontramos algún sitio web con temática pedófila o si nos topamos con alguno de estos individuos en la red.

Lo que si podemos hacer es educar a nuestros hijos como lo hacían nuestros mayores cuando no existía internet con sus sabios consejos: “No hables con desconocidos“, “No aceptes caramelos de personas que no conozcas“, “No te subas al coche de un extraño“, “No abras la puerta a nadie mientras te encuentres solo en casa”.

Apliquemos estas “normas” de la vida real a la “vida virtual”, eduquemos a nuestros menores para que ellos mismos protejan su propia seguridad y privacidad en la red, tengamos activado un buen CONTROL PARENTAL tanto de forma activa, que nada tiene que ver con realizar una actividad de espionaje activo hacia los menores, hablemos con ellos de los peligros que pueden encontrar en internet y que deben de hacer si caen en alguno de ellos, que por supuesto es contar con sus padres o tutores.

También podemos apoyarnos utilizando algún tipo de software o filtros de control parental.

Se dice que la vida en internet es virtual pero, lamentablemente, sus peligros son muy reales.

Informemos y eduquemos a nuestros hijos para que puedan disfrutar de las bondades de internet de forma segura.

Información + educación = red segura

Nos vemos en la red…

PEDÓFILOS EN LA RED: Conozcamos su vocabulario

  

  En una entrada anterior PEDÓFILOS EN LA RED: Símbolos que los delatan hablábamos sobre la simbología mediante la cual podemos reconocer a los pedófilos en la red.

   Continuando con la idea que la información es la mejor forma de defenderse de estos “ciberdepredadores” a continuación os relaciono una recopilación de acrónimos utilizados en el mundo pedófilo para intentar pasar desapercibidos en sus conversaciones.

  • AF — Amigo adulto amigo (de un niño)
  • AL — Amante adulto
  • AOA — Edad de atracción
  • AOC — Edad de consentimiento (edad a la que uno puede legalmente tener relaciones sexuales, difiere según los países)
  • Novio BF — (utilizado principalmente acerca de las relaciones homosexuales)
  • BC  — BoyChat – chat de niños
  • BoyChatter – niño que chatea
  • bI (bi) — Bisexuales (atraídos por ambos sexos)
  • BL —  Boylover (una persona amante de los niños)
  • BLL — Amante boylover (un boylover en una relación romántica con otro boylover)
  • BLN — BoyLover.net  (foro de la comunidad boylover desarticulado en una operación internacional contra la pornografía infantil en la que también participó el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil)
  • BLR Boylover
  • BM – Momento especial
  • CG –Web o punto de reunión y de comunicación entre boylovers y girllovers
  • CL – Childlover ( una persona que ama a los niños de ambos sexos o miembro de un movimiento de unidad entre boylovers y girllovers )
  • CM  — (despectivo) abusador de menores
  • CP  — Pornografía Infantil (también KP)
  • CSA — Abuso sexual infantil
  • GL — Girllover (amante de las niñas)
  • GTG — Reunión real entre varios boylovers
  • PK  — de porno infantil, también CP
  • LB  — Niño querido
  • LBL – Amante de los niños pre-púberes (menores de 8 años) comparar con TBL
  • PRF — Informar de un problema (en BoyChat)
  • Sadvocate (despectivo) Persona que piensa que él sabe mejor que nadie acerca de los niños
  • SGL — amor del mismo sexo
  • Siggy  o sigpic — (Imagen opcional asociada con un apodo o Nick en un foro o chat)
  • SO — Delincuentes sexuales
  • SYF – Niño amigo especial, con este acrónimo los pedófilos definen a sus niños preferidos
  • TA (BRE) culo apretado, (AME), culo apretado (un término de Pokémon para sus detractores)
  • TBL — teenboy amante (que ama a los adolescentes); comparar LBL
  • TV — Travesti
  • YF — Joven amigo:
  • YIF — Joven amigo imaginario

Información + educación = Internet más seguro.

Angelucho

Fuente: Internet

CIBERCONSEJO: Internet debe de ser un punto de encuentro familiar

   En casa tengamos el ordenador a la vista de toda la familia (en el salón o en una sala de estar común), no en un rincón escondido de la casa ni en el dormitorio de los niños.
   El uso de Internet debe de ser una actividad abierta y familiar, navegando juntos cuando esten los los peques, saber con quien se comunican y controlar el tiempo que dedican a estar conectados.

   Debemos educarles y enseñarles las bondades de la red pero también los peligros a los que se pueden enfrentar.

   No olvidemos que muchas veces son los niños quien pueden enseñar mucho a  los padres.

   Recordar que en internet siempre hay que utilizar la lógica y que nosotros mismos somos nuestro mejor antivirus.

PEDÓFILOS EN LA RED: Símbolos que los delatan

   Internet es la herramienta de comunicación más importante de las que disponemos hoy en día, pero también es una de las menos controladas. Es por esta razón que seguir el rastro de pedófilos y pederastas, de consumidores de pornografía infantil, e incluso de miembros de foros donde comparten estas parafilias, se hace muy difícil.

   Escondidos tras el anonimato de las pantallas de sus ordenadores, los pedófilos generan comunidades clandestinas, con sus reglas y con sus propios símbolos que les hacen reconocerse entre ellos mismos.

 

   El FBI elaboró un informe en Enero 2008 sobre la pedofilia. En ella se indican una serie de símbolos utilizados por pedófilos para ser identificados.

   La simbología de lo que la comunidad pedófila denomina como “el movimiento de los amantes de los niños” incluye un corazón, un triángulo y una mariposa. En todos los casos, el contorno mayor alude al adulto y la figura menor que contiene hace referencia al menor.

   El triángulo –llamado BLogo – simboliza la atracción hacia los varones menores.

    El corazón –o GLogo– , identifica la preferencia por las niñas.

   Los símbolos están siempre compuestos por la unión de 2 similares, uno dentro del otro. El de forma mayor identifica al adulto, la menor al niño.

   La mariposa, formada a su vez por dos corazones grandes y dos chicos (rosas y celestes) representa a quienes gustan de ambos.

   La diferencia de tamaños entre ellos muestra una preferencia por niños mayores o menores en cuanto a la edad. Los hombres son triángulos, las mujeres son corazones.

   Estos símbolos también pueden encontrarse en elementos como monedas, medallas, joyas, anillos, colgantes, etc, entre otros objetos.

   Otras tendencias, en cuanto a las formas de identificación entre las comunidades pedófilas, apuntan hacía una caricatura adorable llamado Pedobear: un oso de pelaje café, sonrisa permanente y siempre dispuesto a jugar con las niñas.

   En páginas informativas de la red se dice que la caricatura fue ideada en sitios de humor negro, en 1996, como un oso con inclinaciones sexuales hacia las niñas, pero últimamente dejó ser de una “broma” para ser utilizada por pedófilos como un símbolo de identificación y de ataque en internet.

   Pedobear es un “meme” (idea que se propaga a través de la red) que se volvió popular a través del tablón de imágenes 4chan. Como su nombre sugiere (siendo “pedo” un diminutivo de “pedófilo”), es un osito pedófilo empleado para crear macros humorísticos sobre temas tabú como los pedófilos, la pornografía infantil o el lolicon.

   Pedobear aparece mayoritariamente en redes sociales, salas de conversación y foros frecuentados por niños y niñas, a quienes la imagen les lleva hasta sitios donde adultos las invitan a salir o les muestran fotografías de sexo explícito.

   Si conocemos sus secretos, podremos evitar los peligros que acechan a nuestros menores.

Información + Educación = Internet Seguro

      Nosotros somos nuestra mayor vulnerabilidad, pero también somos nuestro mejor antivirus

 Nos vemos en la red.

X1RedMasSegura

X1RedMasSegura

Fuente: Internet